La expresión corporal en la adoración


Es muy necesario que los hnos. que servimos en la música, danza, voces, etc, no solo toquemos nuestros instrumentos sino también aprender a adorar a Dios a través de la expresión corporal.

1- El cuerpo creado por Dios.

El hombre creado a imagen y semejanza de Dios.

Salmo 139: 13-16
13 Porque tú formaste mis entrañas;
Tú me hiciste en el vientre de mi madre.
14 Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras;
Estoy maravillado,
Y mi alma lo sabe muy bien.
15 No fue encubierto de ti mi cuerpo,
Bien que en oculto fui formado,
Y entretejido en lo más profundo de la tierra.


La Biblia dice en Génesis 1: 26

"Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza"

El hombre es la imagen, el reflejo de Dios mismo, Él es la esencia de lo que el hombre es
El cuerpo porta Su imagen. La semejanza se da en cuanto tiene un espíritu creador, voluntad propia, pensamiento, y estas cualidades son las que diferencian al hombre del resto de la creación.

2- La expresión corporal

La expresión corporal en la adoración

Hablar de la expresión corporal es hablar del cuerpo, sentimiento, pensamiento. (cuerpo, alma y espíritu), es hablar del hombre y de un lenguaje a través del movimiento.
Así como existen otros lenguajes, el de la poesía, el de la música, la pintura, etc. Y con ellos se puede expresar una idea, también se puede hacer a través del movimiento.
La expresión corporal como "disciplina" apunta a una integración de la persona en todas sus áreas; cuerpo, alma y espíritu ya que conforman una unidad indisoluble. En cuanto una de ellas se ve afectada, las otras se sientan influenciadas, porque están interrelacionadas entre sí.

Por ejemplo: si uno tiene un intenso dolor de estómago, no puede estar riéndose a carcajadas. Del mismo modo si uno tiene una gran pena en el alma, no puede estar saltando y cantando.

Sin embargo a veces se cae en esta incongruencia, rompiéndose de este modo la armonía de esta unidad que es el hombre. De esta manera se va bloqueando el canal expresivo, coartando e inhibiendo el movimiento verdadero.

La expresión corporal no busca modelos externos, ni de expresión, ni de técnica, sino que a partir del propio aprendizaje haya una manifestación genuina y creativa del individuo.
Entonces si el hombre es una unidad, formado por las áreas mencionadas anteriormente, no se puede adorar a Dios separando lo que se piensa de lo que se siente, de lo que se hace corporalmente.


El problema es que el cuerpo o los sentimientos a veces no quieres adorar, no obstante el espíritu siempre esta dispuesto


Salmos 103
Bendice, alma mía, a Jehová,
    Y bendiga todo mi ser su santo nombre.

2 Bendice, alma mía, a Jehová,
Y no olvides ninguno de sus beneficios.

Aquí vemos al espíritu llamando al cuerpo y al alma a la adoración

La Biblia dice en Marcos 12:30

"Amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento."

A través de este versículo se ve que el Señor tiene una visión completa del hombre como una unidad física y espiritual.

3- El cuerpo como medio de expresión

La expresión corporal en la Biblia

El cuerpo es el intermediario entre el mundo interno y el mundo externo. Ya que a través de él, específicamente a través de los órganos de los sentidos, se percibe el ambiente externo. También a través de él se puede expresar lo que se siente internamente.
Dios expreso su más grande amor haciéndose cuerpo de hombre, no de animal ni de planta, y en su cuerpo sufrió el castigo de nuestros pecados.

En la Biblia aparecen muchos versículos donde se ve la expresión corporal como manifestación que nace de una necesidad interna, no impuesta desde afuera. Muchos pasajes hacen referencia que ante la presencia de Dios:
Se inclinan Éxodo 12: 27 b,
se postran Lucas 8:41,
se arrodillan Salmo 95: 6,
aplauden Salmo 47: 1,
danzan Éxodo 15:20.

Otros versículos:

Génesis 17: 3
Salmo 30: 11
Salmo 149: 3
Eclesiastés 3: 4
Mateo 2: 11
Apocalipsis 7: 11 b
2° Samuel 6: 5, 14, 21
Salmo 99: 5, 9
Salmo 150: 4
Jeremías 31: 4, 13
Lucas 17: 16


Además de cantar, gritar y tocar instrumentos el pueblo hebreo danzaba como expresión de jubilo, en la que participaba el pueblo en general.


Otro aspecto que se puede ver a través de la expresión corporal es la representación de una historia bíblica o algún pasaje especifico
Esto, además de alabar a Dios, es un instrumento para la enseñanza.
Muchas veces nuestros ojos están más dispuestos a ver que nuestros oídos a escuchar.
Cuando se adora a Dios, también se puede utilizar el cuerpo como medio de expresión, de alegría y de gratitud.

Es importante destacar que no se trata de un rito formal, vacío de contenido. De nada sirve elevar los brazos porque los demás lo hacen o por simple rutina. Es algo que se expresa desde lo más profundo del ser, como símbolo de entrega y adoración.
Además, se tiene que estar totalmente consciente de lo que se hace, sensible al momento en que se esta alabando.


4- Dicotomía cuerpo-alma (separación cuerpo – alma)

El cuerpo como templo del Espíritu Santo

El hombre está conformado por cuerpo, alma  y espíritu a la vez.  Y están íntimamente relacionados entre sí. 
Pero el hombre con el tiempo creó una separación  entre cuerpo, alma y espiritu, separando y atribuyendo valores de bueno o malo arbitrariamente.
Algunos filósofos antiguos decían: "El cuerpo es la cárcel del alma".
Esto acarreó una serie de conflictos, donde el hombre empezó a castigar su cuerpo para que el espíritu se liberara de él. Y hacían responsable al cuerpo de las pasiones de la carne.
Cuando en realidad el cuerpo responde a lo que pensamiento y el sentimiento le manda, por eso, debemos cuidarlo y dar cuenta a Dios de lo que se hace con
él.
El cuerpo no debe ser negado, aunque tampoco debemos hacer una cultura del cuerpo y caer en el extremo de hacerlo un objeto de consumo.
Actualmente la sociedad induce a los individuos a consumir productos innecesarios para embellecer, adelgazar, para no envejecer, etc. Esto sólo lleva a la frustración y al ejercicio corporal exagerado que termina desvirtuando y desequilibrando al individuo. 
Hay que darle al cuerpo el justo valor que tiene, ni más ni menos que los otros componentes.

El cuerpo del hombre es un cuerpo animado. Es más que un conjunto de células, átomos y moléculas, es un cuerpo que tiene espíritu, es templo del Espíritu Santo. La Biblia dice en 1° Corintios 6:19-20,

"¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo de Espíritu Santo, el cual esta en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no son vuestros,
porque habéis sido comprados por precio? Glorificad pues a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de
Dios."


Por eso además de que el cuerpo tenga una finalidad orgánica, que es útil para caminar, correr, escribir, ver, etc., también se puede mover con una finalidad expresiva, llevando una ofrenda a Dios para su gloria y honra.

Como dice Romanos 12:1

"Así que hermanos, os ruego por medio de la misericordia de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional".

 
por Laura Vidal de Gramonhttp://webselah.com/adaptado SMO



0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguir por Email

 

SMO

SMO