Conversando sobre composición con: Marcos Vidal (Segunda parte)


marcosvidal11Hola SMO: Aquí va la segunda parte
Uno de los compositores cristianos más respetados del mundo.
Una entrevista a Marcos Vidal, cantante y compositor español de amplia trayectoria y uno de los compositores cristianos más admirados. Ha grabado los proyectos: “Buscadme y viviréis”(1990), “Nada especial” (1993), “Cara a cara” (1996), “Mi regalo”(1997), “El arca” (1999), “Por la vida” (2001), “Pescador” (2002),“Alabanza y adoración en vivo desde España” (2003), “Aire acústico” (2004), “Dedicatoria” (2005). Escritor de la novela: “Nuva, la hormiga” publicado por Editorial Vida. Actualmente es pastor de la Iglesia Evangélica Salem en Madrid, España. 
Marcos, quienes lean esta entrevista y sepan que conversé contigo no me perdonarían si no te preguntara sobre “Cara a cara”, ¿cómo fue que la escribiste? ¿Cómo nació esa canción?
Marcos: Fíjate que “Cara a cara” (escúchela aquí) nació en un momento, sin libreta y sin apuntes, en un coche, era un viaje de cuatro horas desde el sur de España en el que habíamos estado evangelizando y volvíamos a Madrid. Habíamos tenido una conversación con la esposa de un pastor de allí, de Córdoba. En la que hablamos de ese tema, de lo grandioso que sería ver al Señor. En ese viaje de regreso comenzó a nacer la idea de esa canción. Después fui sobre el piano, pero mucho de la temática de esa canción nació en mi mente después de esa conversación y en aquel viaje.
“Cara a cara” es una canción como las que hablamos antes, que tiene profundidad poética y teológica, además de ser sumamente conmovedora. Fíjate que cuando converso con pastores y líderes suelen decirme que lo que falta en la composición de hoy es eso: profundidad. ¿Crees que es así? ¿Qué podemos hacer los escritores de canciones para alcanzarla?
Marcos: Quizá necesitamos compositores que tenga un contenido más profundo, a lo mejor quienes componen están más orientados a la alabanza y adoración y probablemente se concibe más en ese contexto, de cantar como congregación al Señor. Por eso muchas canciones son más alabanza y adoración al Señor que reflexión teológica. Yo pienso que la reflexión teológica se ha dejado más para el púlpito y la enseñanza, no para la música. Quizá lo que yo he hecho es que sí, yo uso la música para alabanza y adoración, pero independientemente de eso yo he expresado mis inquietudes a través de la música. Es un campo diferente. Yo creo que para que haya más profundidad en la música es necesario que quienes componen usen la música para expresar inquietudes, no solo para alabar y adorar. Lo cual es lícito y es un uso muy bueno, pero quizá aquellos que hablan de que nos falta profundidad lo que están diciendo es que la música también se puede usar para ese tipo de reflexión y no solo para alabar. Yo creo que básicamente se trata de eso, del uso que se le quiera dar.
marcosvidal51Volviendo a algunas de tus canciones he notado que muchas de ellas tú las dedicas. Fíjate: “Uña y carne”para tu esposa, “Pescador” a tu papá, “Madre” a tu mamá, “Mi regalo” para tus amigos, lo cual claramente habla de que para ti la familia y las relaciones interpersonales son muy importantes, ¿es así?
Marcos: Eso para mí es fundamental, yo siempre digo que mi primer ministerio es mi familia antes que cualquier otro. Para mi es mucho más importante la opinión que mi esposa tenga de mi que la opinión de un auditorio sobre de mi. Volvemos a lo mismo, a la hora de componer música yo intento expresar eso en un momento concreto, como un agradecimiento a Dios por lo que esas personas han sido para mi. Sí, mis padres, mi esposa, mi familia y mis amigos han jugado un papel muy importante como gente que Dios ha puesto a mi alrededor y que me hacen ser la persona que soy.
¿Cómo han reaccionado ellos ante tus canciones? Por ejemplo, tu esposa. ¿Sabía ella que se la estabas escribiendo o fue una total sorpresa cuando se la mostraste?
Marcos: Le canté “Uña y carne” (escúchela aquí) cuando estaba compuesta, no le había dicho nada. Pero bien, reaccionó muy bien, le gustó.
¿Y tu padre? ¿Cómo se sintió?
Marcos: Mi padre es un hombre de pocas palabras aún en cuanto a expresiones afectivas. No ha habido mucho diálogo de la canción “Pescador” (escúchela aquí), pero él sabe que ha sido la persona que me ha marcado más significativamente en cuanto a mi conversión y en cuanto a mi ministerio.
Hay una canción en el disco: “Dedicatoria” que se llama: “Aleluya”, cuando se escucha uno se pregunta: “¿A quién se la habrá dedicado?”
Marcos: “Aleluya” (escúchela aquí) es una canción que le escribí a mi sobrina, Kelly, porque ella pasó por el divorcio de sus papás y bueno, Dios me dio la oportunidad de ministrarla durante ese proceso y ver las etapas por las que ella atravesaba. Más que todo conseguir que ella llevara sus cargas a los pies de Cristo.
¿Cómo reaccionó ella ante tu gesto?
Marcos: Le gustó mucho y agradeció mucho que esa canción fuese para ella. La conserva como un tesoro para sí. Aunque esa canción no es solo para ella, ella fue el motivo, pero es para todos aquellos que sufren y que en un momento determinado necesitan escuchar que no están solos y que necesitan echar sus cargas a los pies de Jesús.
marcosvidal6Algunas personas no saben que tú además de escribir canciones has escrito un libro, “Nuva, la hormiga”, que es una novela. Yo la leí completa, me gustó muchísimo. Incluso en el disco:“Pescador” incluyes una canción que se llama: “El cantar de Nuva” basado en ese personaje. Yo comprendí el título de la canción al leer la novela, ¿cómo interactúa el libro con la canción y la canción con el libro?
Marcos: “El cantar de Nuva” (escúchela aquí) se puede entender sin haber leído el libro, quizá la gente no comprenda el título, pero todos pueden comprender la canción porque todos “somos árboles desnudos en la nieve”. La canción es la confesión del apóstol Pedro y eso se entiende sin necesidad de conocer la novela. Lo que pasa es que sí hay interrelación porque la canción y la novela nacieron paralelamente. De hecho es la canción que Nuva canta cuando está en la cueva. Yo creo que todo cristiano ha estado en la cueva en algún momento, es por eso que el título es alegórico totalmente. El título es una forma original de no llamarla: “La confesión de Pedro” o “¿A quién iremos?” como internamente la conocemos con los músicos. Preferí ponerle “El cantar de Nuva” porque así nació la canción, dentro del contexto de la novela de Nuva.
Te voy a hacer una pregunta un tanto extraña: ¿dónde estabas cuando ocurrió el atentado terrorista del 11 de Marzo en Madrid?
Marcos: En Los Ángeles, California.
¿Cómo fue que te animaste a componer una canción al respecto? ¿Alguien te la pidió o fue por el impactó que causó en ti la tragedia?
Marcos: Escribí “Magerit” (escúchela aquí) no porque me la pidieran, fue igual, una necesidad. Fueron días muy duros. Cuando regresé a España había mucho miedo en la ciudad. Madrid es una ciudad grande, no es un pueblo, la gente no se saluda por la calle. Pero por primera vez en mucho tiempo gente que ni se conocía se detenían en la calle a hablar y lloraban mientras hablaban de lo que había ocurrido. Había mucho dolor, temor y ternura. Las lágrimas y las emociones estaban a flor de piel en todo el mundo. A veces en esos momentos fuertes emocionalmente nacen canciones. No fue algo que me propuse, cuando me senté al piano fue lo único que salió, hablar de lo que había ocurrido. Esta es una de las canciones que he tardado poco tiempo, fue muy espontánea, algo que salió a borbotones.
Entiendo que se usó para un documental: “Madrid, 11 de Marzo”…
Marcos: No sé dónde ellos la escucharon pero sí, me la pidieron. Alguien que me conoce me llamó y que estaba conectado a ese mundo, y me dijo: “Oye, ¿tú escribiste esta canción? Es que hay un documental y creemos que esa es la canción que necesitamos, ¿nos la podrías mandar?” Se las envié y la escogieron. Lo recaudado del documental se usó para las víctimas, así que me sentí muy bien que la utilizaran.
marcosvidal7Oye, el pastorado y las ocupaciones que conlleva, ¿te permiten mantener un buen ritmo de composición? ¿O escribes menos canciones que antes?
Marcos: Son etapas, hay etapas muy prolíficas y otras de sequía. Hay desiertos y hay oasis. Hay momentos que de pronto uno no para de componer y otros en los que no eres tan creativo. Pero eso siempre ha sido así. Lo que sí creo es que los tiempos devocionales y de disciplina personal deben marcar nuestra vida, no deben quedar al final de nuestra agenda. Si no los tomamos en serio a pesar de lo apretado del día al final de cuentas lo dejaremos fuera de la agenda. Es una cuestión de prioridades. Yo creo que hay que luchar, más en un mundo tan estresado como el de hoy, por tener tiempos a solas con Dios y que eso no se vea afectado por nuestra agenda. La prioridad es el tiempo a solas con Dios.
¿Cómo te gustaría que te recordaran como compositor? ¿Cuál quisieras que fuera tu aportación a la música cristiana?
Marcos: Me gustaría influenciar a la gente a buscar más del Señor y a que busquen más reflejar a Cristo en su vida ante una sociedad que necesita más ese tipo de reflejo. Me gustaría influir de esa manera y entre más gente mejor. Todo se trata de influencia, de influenciar vidas. Quienes lean o escuchen lo que yo he hecho se sientan interiormente influenciados, que no sea simplemente información que acumulen, sino que tomen decisiones con sus vidas. Eso es lo que yo más deseo, conseguir cambios en las personas.
Me imagino que tienes testimonios de vidas cambiadas, de gente que verdaderamente ha sido influenciada por tus canciones, ¿podrías relatarme algunos ejemplos?
Marcos: Efectivamente, como alguien que estaba en un puente y se iba a suicidar, y escuchó por la radio “Buscadme y viviréis”, llamó a la estación de radio y regresó y no se mató. También gente que me dice que escuchó cierta canción y nunca más fue el mismo, que estimuló su ministerio o su relación con Dios. Ese tipo de cosas son las que me hacen sentir que vale la pena influenciar a las personas. Eso es influenciar en la gente. Que cuando escucharon cierto mensaje o canción fueron confrontadas, tomaron una decisión y cambiaron.
¿Tienes planes de un nuevo disco? ¿Vienen nuevos proyectos?
Marcos: Estamos trabajando en dos discos simultáneamente, uno de alabanza y adoración y otro de canciones inéditas. Confío en Dios que este año salen, no tenemos títulos para ellos. El de adoración creo que se llamará: “Tu nombre” y el otro aún lo estamos trabajando.
Marcos, una palabra final para quienes componen o están aprendiendo a hacerlo, ¿qué consejo te gustaría que recordaran?
Marcos: Yo creo que todo se reduce a buscar la riqueza espiritual interior. Una riqueza interior combinada con un trabajo, un trabajo serio. No conformarse con hacer las cosas de cualquier manera ni con repetir lo que otros ya han hecho. Creo que debemos intentar aportar algo nuevo al campo musical que ya existe. Lamentablemente se ve a la música como un medio más para subsistir, creo que lo que necesitamos es frescura, cosas nuevas, que desafíen a quienes las escuchen. Pienso que eso sale de una riqueza espiritual interior y de un trabajo serio.

Publicado por Noel Navas en http://www.laaventuradecomponer.com



0 comentarios:

Publicar un comentario

 

SMO

SMO